Después de comprar y recibir regalos, mi parte favorita de las fiestas de fin de año es preparar la casa para celebrar con nuestros familiares y amigos. Y no creas que solo las propietarias o las que tienen una casona son las que pueden divertirse decorando. Aquí tienes unas ideas increíbles que son fáciles de poner en práctica en cualquier vivienda y que te van a dejar mucho dinero para gastar en regalos para esas personas que tanto quieres.


1

Una buena decoración comienza por la puerta.

Una corona festiva, un pino con luces de colores, una alfombra navideña y hasta unos lazos en las lámparas de la entrada marcan el tono de inmediato. No necesitas gastar demasiado, solo ocuparte que los accesorios combinen, ya sea por los colores o los materiales.


2

Las lucecitas hacen milagros.

Las puedes usar dentro o fuera de la casa, pero no dudes en ponerlas y si te dan ganas de dejarlas, pues déjalas. Las lucecitas, ya sean blancas o de colores, son señal de que ha comenzado la fiesta.


3

Coloca forros festivos en los cojines y almohadones.

Ya sea que los compres o los hagas tú misma, inclínate por colores rojos, verdes, naranjas o tonos metálicos. También puedes jugar con las texturas y las aplicaciones. Lo importante es que combinen y que abarquen los temas tradicionales.


4

Usa las flores y las plantas para crear un ambiente.

Los pequeños pinos visten la casa de fiesta sin demasiado esfuerzo. También las llamadas plantas de Navidad y hasta un arreglo con ramas secas con bolas de cristal para un árbol navideño o arreglos con flores rojas o blancas y lazos festivos.


5

Aprovecha las mantas y otros textiles con los colores de la estación.

Las puedes poner sobre el sofá y las sillas, usarlas como mantel o servilletas, e incluso convertirlas en una especie de alfombrita. También puedes ponerlas en las paredes en vez de los cuadros.


6

La comida típica también puede ser un adorno.

En especial los frutos secos, las nueces y hasta los caramelos típicos de esta época del año. Ponlos en hermosos contenedores de vidrio, tazones o bandejas.


7

Cuelga adornos de las lámparas de techo y las ventanas.

Puedes comprarlos o improvisarlos con lazos, ramas y piñas secas de pino. Si eres de las que aún recibe tarjetas de Navidad, puedes hacer un proyecto con ellas. La idea es vestir la casa de fiesta sin demasiado esfuerzo o dinero.


8

Las velas nunca sobran.

Puedes crear centros de mesa con velas en una combinación de colores de temporada. También puedes escoger algunas blancas de diferentes tamaños y atarlas con cintas de color neutro y agregar accesorios festivos. Por supuesto, es importante tener mucho cuidado con las velas: nunca dejarlas desatendidas o al alcance de los niños o las mascotas.

 

Tu hogar no solo es importante durante las fiestas navideñas. Averigua cómo State Farm®  puede ayudar a proteger tanto tu hogar como tu persona durante todo el año.