photo: Getty

Todas las culturas en la historia del planeta tienen una historia de venerar a deidades femeninas. En América Latina, esta tradición es muy fuerte, desde diosas guerreras de las Amazonas hasta diosas de amor y madres de la tierra.

Cuando llegaron los españoles, las escondieron detrás de la cara de la virgen, pero no las olvidaron. Millones alaban a Yemayá cada Nochevieja en Brasil. Ixchel, en el sur de México, aún inspira peregrinajes anuales cruzando el océano.

Es una revelación descubrir y explorar todas estas diosas femeninas. ¡Hay tantas formas diferentes de expresar la feminidad! Si lo divino también puede ser femenino, entonces esto claramente significa que las mujeres merecen ser amadas, respetadas y tener derechos humanos igualitarios. Te alegrarás de saber que aún se pueden hallar a diosas en todas partes una vez que sepas reconocerlas.

He aquí a algunas de mis favoritas y los países que habitan:

Related From Vivala: Ay Diosa Mia! Our Latin American Goddesses



Yemaya

La diosa yoruba, la deidad del océano Yemayá, llegó a las Américas en los corazones de los esclavos del Oeste de África. Dicen que es la madre de todos, y la que dio valor a los esclavos durante su viaje traumático cruzando el océano. En Río de Janeiro y Bahía, Brasil, cada víspera de Año Nuevo, casi todos en la ciudad se visten de blanco y se dirigen hacia el mar para hacer una ofrenda a Yemayá y bailan en una gigantesca fiesta en la playa. En Bahía, también hay una fiesta en su honor el 2 de febrero.

Ixchel

Ixchel es la diosa maya del parto, el arcoíris, la sanación y la luna. Junto con su esposo, el dios Itzama, tuvo 13 hijos, y dos de ellos crearon el mundo. En tiempos remotos, los mayas creían que su hogar estaba en lo que hoy se conoce como Isla Mujeres o en Cozumel (las islas cerca de Cancún). Las mujeres que querían tener hijos viajaban a estas islas para recibir la bendición de Ixchel. Hoy, para honrar a la diosa, una vez al año los residentes locales hacen La Traviesa Maya, remando juntos en canoas desde el continente hasta Cozumel y de regreso, ¡un total de 38 millas!

Ochun

A photo posted by @weroable on

La hermosa diosa yoruba reina sobre el amor, la belleza, el arte y las aguas dulces del mundo. Lleva un espejo (para admirar su guapura) y pasa el rato con pavos reales. Entre sus cosas favoritas figura comer miel y calabazas, y se conoce por su capacidad de enamorar a cualquier hombre con sus curvas.

Related From Vivala: 5 Must-Read Books For Latinas, By Latinxs

Tonantzin

Tonantzin es el nombre mexicano (azteca) para varias versiones de esta gran diosa maternal. En Tepeyac, México, en su templo hacían grandes celebraciones y desfiles. Cuando llegaron los españoles, destruyeron su templo and construyeron una iglesia encima de las ruinas. Poco después, la Virgen de Guadalupe apareció en el mismo sitio. Mientras que algunos creen que su aparición es un truco de la iglesia, quizá Tonantzin sabía que su gente necesitaba una nueva diosa mestiza y decidió tomar otra forma y regresar.

Guabancex

El pueblo taíno de Puerto Rico tenía su diosa maternal (Atabey), su diosa del amor (Caguana), pero también tenía a la salvaje Guabancex, diosa de los vientos y los huracanes. Su espíritu feroz de guerrera sirvió para limpiar y transformar, como la diosa yoruba Oyá, venerada en Cuba. Hoy, el linaje maternal de un 60 por ciento de los puertorriqueños se puede remontar a mujeres taínas. Así que aunque los historiadores mantienen que los taínos fueron aniquilados, la mayoría de las personas en la isla tienen ancestros que veneraban a estas diosas.

Pachamama

Es la diosa de la tierra de los Incas y aún muchos la veneran: En el Perú, la gente brinda por ella a diario ("la challa") y en agosto la honran con un festival. Hasta hacen un certamen para coronar la Reina Pachamama del Año, pero en vez de una ganadora joven y bella, la reina debe de ser la mujer más anciana y sabia. Ese es un concurso que sí podemos apoyar.