Cultura Profética nos visitó y los retamos a un partido de ping pong, mientras los entrevistábamos. Ve como los cinco músicos logran no sólo mantener el juego en marcha sino responder con humor y honestidad.