Gabriella Pagán

Gabriella Pagán, propietaria de Monticello y activista.

photo: Daliana Alvarado

La situación económica y social de la isla es preocupante, sin embargo, existe una industria con la posibilidad de rescatarla de la crisis. Aunque su materia prima la conocemos por años y tiene infinitas posibilidades en áreas como la salud humana y la producción de materiales de uso común como papel, textiles entre otros, el potencial de la industria del cannabis ha sido despreciado. Pero eso está cambiando y actualmente se discute el tema del cannabis con profesionales del patio y con cierto respaldo del llamado a la legalización por parte del gobernador.

Antes de dar un vistazo al desarrollo de esta industria en Puerto Rico, sepamos que el cannabis es el término apropiado para hablar de manera responsable y científica. Es importante llamar las cosas por sus propiedades y salir de términos que criminalizan y dan paso a la desinformación y su consecuente efecto en la percepción pública.

Related from Vivala: Mi estilo NO me define: Movimiento en Puerto Rico

Para poder realizar observaciones objetivas, repasemos experiencias de otros estados y países donde la legalización del cannabis ha representado ingresos por concepto de impuestos y turismo, además de una disminución de crímenes. Uno de estos lugares es la ciudad de Denver, Colorado, donde se registran ganancias que mantienen la administración con superávit, áreas públicas en óptimas condiciones y personas experimentando mejor salud física y mental. En la isla se discute el tema y hay movimientos organizándose, pero apenas está comenzando. En el 2013, se aprobó el proyecto 517, que sanciona con una multa que no podrá exceder los 100 dólares por la posesión de hasta 14 gramos, en personas mayores de 21 años. Bajo esta ley se impone un sistema de multas que comienza en 100 dólares y posibles referidos a centros de rehabilitación. Es importante recalcar que el proyecto no legaliza ni despenaliza la posesión, pero ajusta la pena del delito. Sin embargo, activistas pretenden ir mas allá y lograr que se apruebe no encarcelar a una persona por posesión de entre 14 a 28 gramos, catalogado como un delito menos grave.

El tener en prisión a una persona por la posesión de cannabis, le sale caro, muy caro, a cualquier gobierno y más aún de cara a una crisis económica. Además, usualmente el resultado es troncharle la vida al acusado y afectar su récord de antecedentes penales. Para entender mejor, una persona sentenciada por la posesión para consumo personal podría cumplir hasta cinco años de prisión, lo que le cuesta al país un promedio de $35,000 anuales, para un total de casi $200,000 por los cinco años. Es demasiado dinero que el país no tiene la solvencia de pagar, por lo que al final quienes terminan pagando son todos los ciudadanos con sus impuestos. Es dinero que podría ser destinado al mejoramiento de otros servicios esenciales como la educación. Bien es el caso del joven Jeremy Ruiz, quien fue sentenciado a una condena de cuatro años por posesión para consumo personal, aunque este caso es un poco más complejo. El gobernador de Puerto Rico concedió un indulto condicional luego de un poco más de un año en prisión. La organización Free Juana, que busca evitar que continúen encarcelando por posesión de marihuana, creó el movimiento #freejeremy y celebró la decisión del ejecutivo.

Por otro lado, el pasado mes de diciembre se aprobó el Reglamento 155, presentado y desarrollado por el Departamento de Salud de Puerto Rico, para el uso, posesión, cultivo, manufactura, producción, fabricación, dispensación, distribución e investigación del cannabis medicinal y se considera un documento muy importante, no solo para la comunidad científica, sino para todo el país. Es un paso adelantado en la búsqueda de la legalización del cannabis medicinal.

Related from Vivala: Caribbean Plus: Nuevo movimiento se gesta en Puerto Rico

También han comenzado a realizarse distintas conferencias de cannabis medicinal, tanto para profesionales interesados en el tema como doctores, abogados y empresarios, como para el público en general. Recientemente se celebró el primer seminario “Understanding Legal Marihuana”, conducido por el grupo Puerto Rico Legal Marijuana. Y organizaciones como Descriminalización.org y Red Cannamédica de PR, entre otras, realizan distintas actividades y se mantienen activos en esfuerzos de educación y concienciación. Este 20 de abril, se celebra el “Free Juana 420 Rally”, una marcha en pro de la legalización que promueve la educación y reúne a distintos artistas, coordinado por la organización Free Juana.

Todo este movimiento también cuenta con representación femenina que se está movilizando y ve la legalización del cannabis como una salida a los muchos problemas que acarrea el país. Gabriella ‘Gaby’ Pagán, propietaria de Monticello Smoke Shop, sin planearlo, se encuentra activa y con proyectos futuros. “Decidí abrir un negocio sin saber lo que me depararía. De querer vender productos, me convertí en una activista del tema. La gente se acerca a preguntarme y yo tengo que estar preparada. Así que decidí ser fuente de información y tener un negocio con propósito. No solo te vendo un producto, te vendo un estilo de vida. Es un negocio de hacer feliz y ofrecer bienestar a las personas”, dice emocionada la joven de 27 años.

Y de toda esta avalancha de nuevas oportunidades surge La Marimba, una revista digital de habla hispana, cofundada por Gaby, que busca ser fuente para educar e informar de lo que pasa en Puerto Rico y en el mundo, con la seriedad que requiere el tema. “La Marimba no es meramente una oda a la marihuana, es informar de manera seria sobre asuntos importantes en cuanto al tema con distintos enfoques de expertos”, aclara.

Representación Boricua en Denver, Colorado. Carmen Portela, Gabriella Pagán, Vanessa Lazo y Mara Marrero.

photo: Daliana Alvarado

Pero no todo queda ahí, Gaby junto a Grace Vanessa Lazo, también activista, decidieron ir más allá y representar a Puerto Rico en el segundo Women Grow Leadership Summit, celebrado el pasado mes de febrero en la ciudad de Denver, Colorado. Este evento de tres días logra unir a mujeres de todos los estados y presenta sobre 75 conferenciantes expertos en el tema. Este año es la primera vez que la isla tiene representación en este evento.

Related from Vivala: Jovenes de Puerto Rico rechazan abandonar isla

“Es una industria nueva dominada por mujeres. Fuimos a Denver a aprender, y Puerto Rico causó sensación… era lo más 'internacional' que había. Además tuvimos el privilegio de ser invitadas al VIP Meet and Greet, un espacio de networking para estar al tanto de lo que está pasando. Amy Dawn Bourlon Hilterbran, activista, nos invitó, y tuve la oportunidad de representar y hablar sobre la situación actual de la isla. Fue una experiencia muy provechosa ya que logré conectar con Women Grow Latinas, que sirven de apoyo y networking, y donde presentan modelos de negocios, comparten experiencias, entre otras actividades”, recuerdan ambas de una experiencia que les cambió la vida.

Lo próximo en sus planes es el primer Growth Leaders PR, un espacio educativo y de networking para abordar los distintos temas en cuanto a salud, leyes, empresarismo, agricultura, en fin, para todos los profesionales a quienes les interesa hacer de esta industria algo bien hecho. Además de la realización de distintas actividades donde tendrán el formulario emitido por el Departamento de la Salud, “poder darle al paciente de cáncer, que ha perdido el apetito con la quimioterapia, THC y que esta persona comience a comer y a sentirse aliviado, me da satisfacción. Poder ofrecer a la gente bienestar es algo que deseo”, dice Gaby.

Gaby y Grace afirman que: “La mujer es la base para que esta industria crezca, pero bien. A todas las mujeres interesadas en el tema y que lo ven con la seriedad que amerita, no tengan miedo, vayan a los eventos. Acepten la opción que esto puede salvar de la crisis a Puerto Rico económica y socialmente, y ayudar a personas con problemas serios de salud. Queremos hacer de esta industria una buena industria, una bien hecha con manos abiertas. El cannabis promueve la unión… el cannabis une”.